¿Qué es una película distópica?

Una película distópica es una película que hace uso del concepto de distopía; el cual puede ser entendida como una realidad construida a partir de criterios ambientales observados en la sociedad, que pueden estar ya establecidos o mostrarse en características potenciales. En otras palabras, es la construcción de una sociedad contra-utópica, la cual niega la visión positivista de que el progreso y el desarrollo tecnológico proporcionarían al mundo un desarrollo humano incalculable.

De esta manera, la distopía tiene como función primordial dar a conocer la decadencia humana en diversos ámbitos, lo que contradice la idea antes mencionada de un futuro mejor. Su importancia radica en la lupa sociológica que trae problemas percibidos en la sociedad, pero que, muchas veces, son dejados de lado, lo que acarrea problemas aún peor.

De esta forma, una película distópica puede ser entendida como una realidad construida a partir de criterios ambientales observados en la sociedad, estos pueden estar establecidos o en características potenciales; y que son llevados a la pantalla grande gracias a las técnicas propias del mundo del cine.

En otras palabras, es la construcción de una sociedad contra-utópica, la cual niega la visión positivista de que el progreso y el desarrollo tecnológico proporcionarían al mundo un desarrollo humano incalculable.

De esta manera, la distopía tiene como función primordial dar a conocer la decadencia humana en diversos ámbitos, lo que contradice la idea antes mencionada de un futuro mejor. Su importancia radica en la lupa sociológica que trae problemas percibidos en la sociedad, pero que, muchas veces, son dejados de lado, lo que acarrea problemas aún peor.

A su vez, existen diversos tipos de distopías, sobre todo en el mundo del cine; como lo son las distopías totalitaristas, ambientales, cyberpunk, etc. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de películas distópicas que se han vuelto clásicos del cine:

Totalitarista – V de Vendetta

En esta película, V lucha arduamente en contra de un gobierno fascista y totalitario del partido Fuego Nórdico, que impone la sociedad sus visiones limitadas y castiga a aquellos que actúan en contra de ella, enviándolos a los campos de concentración.

Corporativista – el Club de la Lucha

Los personajes de Edward Norton y Brad Pitt montan clubes de lucha que se extienden por todo el país y se unen para destruir los edificios donde las grandes corporaciones funcionan como empresas de tarjetas de crédito con el fin de igualar las clases sociales.

Tecnológica – Blade Runner

En un mundo futurista, los robots viven en medio de la población, sin ser diferenciados por la misma. Cuando se producen problemas y atacan a la población, pasarán a ser expulsados y perseguidos. La película aborda cuestiones filosóficas donde los humanos, con tanta tecnología, se vuelven más robotizados, y los robots, ajenos a todo eso, se vuelven más humanos.

Anarquista – Juegos Del Hambre

Después de una gran guerra, los Estados Unidos se dividen en 12 distritos, los cuales son totalmente vigilados y controlados por el nuevo gobierno; no obstante, viven intentando liberarse de esas ataduras y vivir de forma libre. Posteriormente, una organización surge provocando disturbios por los distritos y dando inicio a una nueva guerra que pretende acabar con esta forma de gobierno.

Cybernética – Minority Report

Al dejar el control de delitos exclusivamente en manos de las máquinas, aunque controladas por humanos especiales, los policías se distancian por completo de su deber, porque dejan de usar la intuición y la experiencia requeridas para el puesto. Sólo cuando el policía Anderton descubre que es el próximo objetivo para cometer un crimen, comienza a cuestionar el control de las máquinas en relación a las leyes; y que existe una especie de fraude involucrada.

Cyberpunk – Akira

Neo-Tokio se encuentra devastada después de la Tercera Guerra Mundial y tiene un contraste evidente entre el avance tecnológico y la baja calidad de vida de sus habitantes. La animación trata sobre la alienación de los jóvenes que cada vez tienen una relación más cercana con las máquinas, como también argumenta la militarización del gobierno y la constante necesidad en el crecimiento de investigaciones tecnológicas.