H.G. Wells. Biografía, principales obras y legado

Biografía

Herbert George Wells, más conocido como H. G. Wells, nació en un distrito del gran Londres, el 21 de septiembre de 1866.

En su juventud fue aprendiz de un comerciante de paños; esta experiencia no fue exitosa en el sentido de recoger experiencias para una de sus futuras obras. De niño y durante su adolescencia, Wells se caracterizó por ser un individuo creativo y fantasioso.

En 1883 comenzó a enseñar en Midhurst Grammar School, hasta conseguir una beca para estudiar biología con T. H. Huxley, en la Escuela Normal de Ciencias en Londres.

Y es que, años más tardes, Wells sería conocido por sus novelas de ciencia ficción, cargadas de sus ideas políticas y que anticipaban numerosas situaciones vividas por la sociedad con posterioridad.

Incluso escribiendo sobre otros tiempos, lugares, e incluso formas de vida, nunca dejó de referirse a la propia realidad. Escribió sobre la lucha de clases, cuestionó la ética de la ciencia, y concibió bombardeos.

En sus novelas, que no tenían carácter científico, menos conocidos por el gran público, hacía críticas sociales aún más consistentes. Las costumbres, dilemas y la ruina de la baja burguesía victoriana, por ejemplo, han estado en varias de sus obras. Llegó a escribir, incluso, sobre los derechos de las mujeres.

Sus narrativas abordaban, con fascinación y desconfianza, la aplicación de tecnologías, sean del futuro real o ficticio. Algunos estudiosos atribuyen la calidad científica de sus ficciones a los ocho años en los que fue profesor de ciencias y zoología.

Su carrera literaria se inició con artículos científicos, que en realidad no alcanzaron tanta repercusión.

Formó parte de la Sociedad Fabiana, que tenía como propósito transformar, de forma gradual, la sociedad de la Inglaterra, orientada, en ese tiempo, hacia el socialismo. Pasa, entonces, se veía el nacionalismo como la principal causa de las catástrofes que acometían la humanidad. Finalmente, decidió dejar a la sociedad, y paspo a dedicarse a la idea de un Estado Universal, al cual suele describir en varias de sus obras.

Con el avanzar de la edad, su pesimismo en cuanto al futuro de la humanidad fue aumentando, y ese sentimiento puede ser claramente identificado en su último libro, que más que contar una historia, predicaba acontecimientos posteriores.

Finalmente, H. G. Wells, falleció el día 13 de Agosto de 1946, en Londres; momento en el que ya comenzaba a ser reconocido como uno de los más importantes escritores de ciencia ficción, tanto del siglo XX, como de la historia del género.

Principales obras

La máquina del tiempo

La Máquina del Tiempo, es la primera novela de H. G. Wells; ya contando en ella con un amplio manejo de los diversas temas centrales que se abordaban dentro de la literatura de ciencia ficción. Después de varios borradores y versiones, fue finalmente publicado en 1895, cuando el autor tenía sólo 29 años. El libro tuvo un éxito inmediato en el Reino Unido, y su fama pronto se extendió por otros países. El llamado «hombre de genio», considerado un pionero, abrió el camino no sólo para sus libros y su visión de mundo, sino para nuevas posibilidades temáticas en la literatura. La máquina del tiempo es la primera y más importante novela moderna sobre viajes en el tiempo, y un clásico de la literatura mundial. Con una narrativa envolvente, H. G. Wells se crea la fabulosa jornada de un científico inglés a un mundo futuro, desconocido y peligroso. Acompañamos a sus descubrimientos, su deslumbramiento y el horror que, a los ojos del viajero, de a poco se anuncia. La idea de la máquina del tiempo sería retomado posteriormente por un buen número de novelistas y directores de cine de ciencia ficción.

La isla del Dr. Moreau

La isla del dr. Moreau es una mezcla de fábula, novela de aventuras y de ciencia ficción. En 1887, el buque Lady Vain náufraga en el Pacífico. A la deriva y sin esperanzas de sobrevivir en alta mar, Charles Prendick es rescatado por un barco dirigido por el doctor Montgomery en una misión en el mínimo inusual: llevar a algunas especies de animales salvajes a una pequeña isla del Pacífico, isla que no cuenta con nombre alguno. Aún debilitado, Prendick está obligado a desembarcar en la isla junto con la carga. Allí, conoce a la extraña figura del dr. Moreau, un científico que, exiliado por sus últimas polémicas en Inglaterra, realiza experimentos macabros con sus animales.

El joven Prendick pronto comienza a tener conocimiento de dichos experimentos. Abandonado en la isla de origen volcánico, se encuentra con seres de rasgos diabólicos, mezclas de hombre y bestia, ávidos por el gusto de la sangre. En una parábola sobre la teoría de la evolución, además de ser mordaz sátira social, La Isla del Dr. Moreau es un clásico de la literatura fantástica. Es también un libro que, más de cien años después de su publicación original, es capaz de causar sorpresa y asombro en su viaje al increíble mundo de lo posible.

El hombre invisible

En una noche fría de febrero, se encuentra en una ciudad aislada en Inglaterra un desconocido en busca de refugio. Con el rostro cubierto de vendas y con gafas de sol, ese hombre misterioso, de poca conversación, parece que se está recuperando de un accidente que lo desfiguró. Pide a la dueña de la posada, un cuarto reservado, donde pueda pasar los días sin ser molestado.

Pero la verdad está más allá de la comprensión de los habitantes del pueblo. Este hombre áspero, que desde el inicio tiene diferencias con los demás, ha creado un método para hacerse invisible y cayó en su propia trampa: no hay un antídoto, no ha podido volver a su estado original.

Esta historia obtuvo tanto fama, que más tarde sería llevada al cine estadounidense; volviéndose, a su vez, un clásico del cine de ciencia ficción.

Una breve historia del mundo

Para contar la historia del mundo, H. G. Wells se remonta hasta los inicios del universo. Publicado en 1922, Una Breve Historia del Mundo es un panorama sobre el planeta y la humanidad, desde la aparición de los seres vivos, pasando por el origen de los pueblos, las religiones, las grandes navegaciones, las guerras, la Revolución Industrial hasta llegar a la Primera Guerra Mundial.

La misma curiosidad que movió el escritor de la ciencia ficción es aquí aplicada en uno de sus libros más ambiciosos. En Una Breve Historia del Mundo están presentes sus ideas sobre el progreso, sobre la política y la humanidad, combinando su vasto conocimiento con la fluidez de la prosa periodística, que también dominaba.

La guerra de los mundos

Cuenta la historia de la invasión de la Tierra por los marcianos inteligentes, que llegan a nuestro planeta estratégicamente preparados para destruir la raza humana. Uno de los aspectos que han convertido este libro en una obra simbólica fue el hecho de HG Wells haber utilizado el género de la ciencia ficción, con todos los elementos lúdicos que ofrece, para hacer una crítica a la sociedad victoriana de la época.

En el libro, los marcianos llegan a los alrededores de Londres en cilindros metálicos que son inicialmente confundidos con meteoros. No toma mucho tiempo para que las personas descubran que dentro de estos cilindros hay seres extraterrestres extremadamente hostiles y coordinados. Descritos por el autor como si tuvieran la piel similar a cuero mojado, los marcianos se mueven a lo largo de las máquinas con trípodes metálicos, usan armas como rayos carbonizadores y vapores de sustancias tóxicas y letales, se alimentan de fluidos humanos y destruyen todo lo que encuentran por delante.

La descripción de la aniquilación de las personas y del dominio de la Tierra termina siendo una alusión al propio Imperio Británico, que desde el final del siglo 16 dominaba y colonizaba a pueblos de todo el mundo. Así fue como en América del Norte, con el exterminio de los indios por los colonos ingleses en Australia con los aborígenes, y continuó siendo así en el siglo 19, que fue conocido como el auge del Imperio Colonial Británico cuando izaron su bandera en la India y en varios países de África. Cuando los marcianos se apoderan de Londres, no muestran piedad alguna por los seres humanos ni por sus instituciones. Las personas se encuentran aterradas con la facilidad que tienen en destruir todo lo que ven por delante y desmoralizar al poderío de las fuerzas militares, que se consideraban tan imponentes.

Legado

El legado de H.G. Wells puede ser dividido en dos aspectos: su legado para la Ciencia Ficción y su legado político y social. El primero se basa en los conceptos que manejó en sus obras; convirtiéndose en un “padre” de la ciencia ficción contemporánea. Pero, a la vez, introdujo en la mayoría de sus obras una fuerte crítica a la sociedad de su tiempo, exponiendo sus ideas en relación con la política y otros temas de orden social.

Hoy en día, las obras de Wells han sido traducidos a docenas de idiomas, además de inspirar una infinidad de obras de teatro y películas.